Protocolo, política y religión

religion-protocolo

En el Protocolo, como en tantos otros aspectos, existen determinados elementos que acaben por encontrar su paso a la sociedad general, convirtiéndose en «clichés» que asumimos y aceptamos inmediatamente. Algunos inspirados por películas, como el de «los cubiertos desde fuera hacia dentro», o la forma de colocar los cubiertos al finalizar un plato.

Aunque útiles, estas pequeñas perlas pueden convertirse en armas de doble filo, especialmente en un contexto social en el que lo usos y las costumbres están cambiando a pasos agigantados (recordad que lo que era aceptable ayer, puede no serlo hoy).

En este caso, me encontraba yo actualizando mi currículum vitae, siguiendo el modelo EuroPass (y percatándome de su extraordinaria deficiencia en lo que se refiere a resaltar experiencia de voluntario; algo que LinkedIn ya ha implementado), cuando me encontré la siguiente recomendación por parte del portal Universia a la hora de cómo incluir el trabajo de voluntariado:

No incluyas tus actividades como voluntario vinculadas a cierta religión o a cuestiones políticas. Quien te considere para un puesto puede tener una visión diferente a la tuya y puede que te juegue en contra.

El comentario me pareció absolutamente deleznable. Más tarde me percaté de que tal vez (y sólo tal vez), los protocolistas hemos contribuido en gran manera a la perpetuación de ese cliché.

Sí, es cierto que hay temas que han de evitarse con personas que no conocemos y en contextos no adecuados, sin embargo esto no se aplica únicamente a la política o la religión, puede ser fútbol, o quien debería de haber ganado Eurovisión. Cualquier tema de conversación que pueda generar una discusión acalorada, que en lugar de acercar a la gente, la separe, no es bienvenida en una mesa cuyos comensales no son de nuestra confianza.

Sin embargo, existe una gran diferencia entre ser cuidadoso con ciertos temas, y ser eliminarlos completamente de tu vida.

En mi caso particular, son 7 años de experiencia en cinco organizaciones relacionadas con la religión o el diálogo interreligioso, y una con derechos LGBTQ. Pero conozco otra gran cantidad de protocolistas que tienen gran experiencia en colaborar en la organización de grandes eventos religiosos y políticos.

Sugerir que ese tiempo invertido debería de desaparecer de nuestro curriculum por una mera cuestión de afinidad ideológica con el entrevistador, resulta tremendamente ofensivo; y dice mucho más del criterio profesional del entrevistador, que del entrevistado.

Nos encontramos en un contexto social en el que las redes sociales y la inmediatez de la información nos está permitiendo poner cada y voz a muchas personas que antes sólo veíamos a través de una hoja de papel. Esto implica beneficios, pero también un desafío: el desafío de saber ser tolerantes.

¿O quién nos dice que el organizador del 3er Salón del Manga de determinado municipio, o el coordinador de un retiro Bahá’í no han demostrado unas excelentes capacidades organizativas en ellos?

Por supuesto, siempre podemos (como me pedía un amigo el otro día) intentar eliminar aquellos resultados de Google relacionados con nuestro nombre que pueden no «quedar bien». Sin embargo, si las empresas cada vez buscan personas con más carácter individual, y quieren enfocarse menos en los aspectos «oficiales» y más en los humanos, deberán de asumir que los individuos son diversos y plurales; y ninguna institución puede permitirse que sus empleados sean embajadores de esta un 100% del tiempo (especialmente con los sueldos actuales).

Por otro lado, tanto la religión como la política tienen un lugar en el currículum vitae, especialmente en el del protocolistas. Porque, señores, esos eventos no se organizan solos.

Y la religión y la política tienen, en muchas ocasiones, un lugar en las conversaciones. El saber estar no se demuestra evitando hablar de ellos, sino haciéndolo de forma honesta pero respetuosa y conciliadora. De todo puede hablarse siempre y cuando se sepa cómo y cuando.

Y vosotros ¿qué opináis?

 

Imagen: «Looking for balance» por fady habib bajo licencia Creative Commons

De «coronaciones»: los medios de “información” y el protocolo

Corona y cetro

Hoy ha sido un día importante para la gran mayoría de protocolistas: no todos lo días abdica un rey a favor de su sucesor y tenemos la oportunidad de presenciar este importante despliegue de ceremonial en vivo.

Es también una ocasión destacada para los medios de comunicación. Todo el mundo quiere ver en directo cada detalle del acto, cada ángulo, incluso aquellos que no tienen muy en gracia a la monarquía. Queremos saber qué sucede en cada momento. Continuar leyendo

La filosofía detrás del Protocolo

Protocolo en diálogo intercultural

Cuando mencionamos la palabra “protocolo”, el conjunto de imágenes que normalmente surge en nuestras mentes está relacionado con grandes banquetes, estrictas normas, interminables títulos, muchos cubiertos y un rígido ceremonial. Sin embargo, como cualquier otra práctica o disciplina, el protocolo va más allá.

Uno de los elementos que siempre me ha fascinado ha sido la comunicación, en su aspecto más esencial. Esto ha determinado mis estudios ¡y también este blog! Ya sean redes sociales, interacción empresa-cliente, traducción, díalogo intercultural o protocolo, sigue englobándose dentro de los procesos de comunicación. Continuar leyendo

Facebook vuelve a agregarte a todos los grupos en los que hayas estado

Los nuevos miembros gracias al fallo

Actualización: Al parecer está afectando paulatinamente. Hay gente a la que aún no le ha sucedido. Y ha ido extendiéndose en las últimas horas. Por favor, id revisando vuestra lista de grupos.

Actualización 2: Si os fijáis en los nuevos miembros de esos grupos, veréis que tienen un gran número de miembros nuevos, todos ellos añadido «hace una hora» (capturas al final del artículo).

Grupos Facebook

Reencuentro con tus Grupos Facebook

¿Recuerdas ese grupo al que te invitaron furtivamente? ¿Ese mismo del que te fuiste? ¿O aquel del que te marchaste como método de protesta?

Bien, Facebook (probablemente en pro de Acción de Gracias) quiere volver a reunirte con viejos amigos (y enemigos). ¡Y que mejor forma de hacer esto que volviendo a añadirte automáticamente a todos los grupos Facebook en los que hayas estado desde que creaste tu cuenta! Continuar leyendo

Los últimos recortes en protocolo: errores protocolarios del gobierno español

V Conferencia de Presidentes de CC. AA.

Los últimos recortes de la administración pública parece que no son en protocolo. Y esto no ha de ser malinterpretado, no es la cantidad de protocolistas lo que se recorta, si no la calidad (o incluso presencia) de su trabajo. Como todos sabemos, entre las funciones de este, se encuentra la sencilla tarea de asegurar que las banderas ondean donde y cuando deben, y que lo hacen correctamente.

A pesar de parecer un detalle sin importancia, es uno de los errores más visuales y que, para más inri, se perpetúa en el tiempo por medio de imágenes y vídeos. Más aún, esas imágenes son a menudo utilizadas por otros medios e incluso organismos oficiales. Continuar leyendo

Notas de prensa, comunicados y dosieres

Hemos de evitar el abuso de reclamo

Uno de los mayores pilares de cualquier empresa u organización es la comunicación. A través de ella promocionamos y damos a conocer nuestra actividad.

En este aspecto los medios de comunicación son uno de los canales preferidos a la hora de dar a conocer esta información a nuestros cliente/usuarios potenciales y al público en general. Sin embargo, cómo y cuándo transmitimos esta información puede convertir una útil herramienta en un arma de doble filo. Continuar leyendo

Social media, la herramienta experiencial

Mapa de Relaciones de Facebook

A lo largo de los años, y en diferentes campos, me he encontrado con la delicada diferenciación entre ortopraxis y ortodoxia. La primera se basa en la experiencia, mientras que la segunda está basada en la doctrina.

A estas alturas conocemos las increíbles ventajas que tiene el Social Media para nuestra actividad, ya sea empresarial o sin fines lucrativos; o un simple proyecto, idea o movimiento (algunos no tan «simples»).

Sin embargo, más importante que sus ventajas, es cómo hacemos uso del Social Media. Continuar leyendo

Cómo NO diversificar: Caso @LoeweMadrid

Loewe Oro
El poder de la Viralidad

El poder de la Viralidad

El crecimiento del desarrollo de las nuevas tecnologías y las redes sociales han hecho que las empresas vuelvan su vista a un nuevo término en auge «la viralidad». Su connotación negativa, normalmente relacionada con los virus de enfermedades, contrastas con su connotación bipolar en el caso de la red; bien puede ser una virus mortal, o uno que nos lleve al éxito, al menos una instantáneo.

El efecto viral es rápido, incontrolable, se expande por toda la red en minutos; un tuit, 10.000 retuits, 200 artículos sobre el tuit inicial…y ya está en boca de todos. En las últimas décadas el marketing nos ha enseñado a entrenarnos para canalizar nuestra imagen y la de nuestra empresa, nos ha ofrecido las técnicas para hacer uso del efecto del «boca a boca» eficazmente. Pero todos esos esfuerzos pueden desvanecer en unos pocos minutos cuando olvidamos el punto más importante: conocer a nuestro público. Continuar leyendo

Laputa Reader: Creando antimarketing

Laputa eReader

Imaginad la situación. Comparando vuestros gadgets y el software que utilizáis con unos compañeros. Uno os pregunta qué eReader utilizáis. Vosotros respondéis, Laputa eReader. Desafortunado comentario ¿cierto? Pero no muy lejos de la realidad.

Cuando comentamos que la investigación y el planteamiento de nuestra identidad corporativa es una necesidad, no lo hacemos a la ligera. Un un nombre desafortunado en una lengua extranjera, un anagrama con una doble interpretación pueden ser fatídicos para el éxito de nuestro proyecto, producto o empresa; a no ser que esta doble interpretación sea intencionada. Continuar leyendo