Entendiendo el concepto Startup

Start-up

 

Start-upUno de los términos más usados últimamente en el espectro empresarial es “Startup”. Sabemos que hace referencia a una pequeña empresa pero ¿qué caracteriza a la empresa Startup?


Podemos caracterizar el startup con los siguiente puntos:

 

 

Es un proyecto-empresa de reciente creación y tamaño limitado.

Los recursos disponibles de esta empresa son, también limitados.

Plantea un producto o sistema de negocio innovador. En muchas ocasiones va de la mano de su término hermano “emprendizaje”.

La idea tiene suficiente fuerza como para tener éxito en el mercado actual. Más aún, responde a necesidades actuales. En resúmen, prometedora.

 

Uno de los factores que determinan la diferencia entre la PYME y el startup es precisamente el “riesgo” y el “modelo de negocio”. Mientras que la PYME normalmente se basa en el sistema tradicional, el Startup desarrolla un concepto de negocio completamente diferente.

Otro de los puntos que caracteriza a los startup actuales es una creciente focalización en el ámbito tecnológico y la red.

 

¿Qué diferencia un startup de una idea?

El startup es una sólida intención de negocio. Con grandes vistas a futuro y una estructura que permite la inversión en el proyecto de manera sencilla.

 

¿Cómo se financian las startups?

 

Una de las mayores características de las startups es su dependencia de los fondos de capital de riesgo son, per excelence, la principal fuente de inversión de estos modelos de negocio. Son, por así decirlo, su fuente de calcio para crecer rápidamente. Cómo se administren estos fondos y el grado de penetración del producto en el mercado son los factores que harán de una startup una empresa estable.

 

Bootstrapping

 

Mencionando el tema de la financiación viene a mi mente otro término con el que podemos llegar a encontrarnos en este contexto: bootstrapping. El bootstrapping es, literalmente, “atarse las botas”. ¿Que significado tiene en este marco? Como diríamos en España, “buscarse las castañas”. Una empresa que comienza con bootstrapping es una empresa que invierte un pequeño capital inicial (ya sea a través de un préstamo o una aportación particular)  e intenta autofinanciarse durante sus primeros meses (antes de conseguir alguna jugosa suma de una fondo de inversión).

 

En un contexto social de “crisis”, o “post-crisis” (según a quien preguntemos), el auto-empleo se está convirtiendo en la única vía para muchas personas de generar ingresos y, los startup son una vía arriesgada, innovadora y con futuro. O al menos, tanto futuro como el que proyecten los impulsores de este.

Cabe mencionar que el principal objetivo de este artículo no es tanto ofrecer una definición concreta y exacta del término como ofrecer una visión general e informar de cara a contextualizar futuros artículos, ¡en los que ofreceré interesante ejemplos de empresas startup!