Laputa Reader: Creando antimarketing

Laputa eReader

Imaginad la situación. Comparando vuestros gadgets y el software que utilizáis con unos compañeros. Uno os pregunta qué eReader utilizáis. Vosotros respondéis, Laputa eReader. Desafortunado comentario ¿cierto? Pero no muy lejos de la realidad.

Cuando comentamos que la investigación y el planteamiento de nuestra identidad corporativa es una necesidad, no lo hacemos a la ligera. Un un nombre desafortunado en una lengua extranjera, un anagrama con una doble interpretación pueden ser fatídicos para el éxito de nuestro proyecto, producto o empresa; a no ser que esta doble interpretación sea intencionada.

En un artículo anterior hablábamos de lo inconveniente que puede ser utilizar un nombre como http://www.schwarzkpof.com. En el momento de elegir nuestra identidad debemos de tener en cuenta varios elementos:[custom_list type=”check”]

  • Corresponde: La identidad que elijamos debe corresponder a nuestra actividad y a lo que somos. Últimamente existe una obsesión por hacer creer a los clientes, a través de fotos de stock en nuestra web, que somos una empresa de profesionales modelos y trajeados.
  • Investiga: Asegúrate de que tu anagrama, logo, lema o nombre, no es similar a otro o tiene un significado desafortunado en otro idioma. Podemos llegar a sorprendernos…
  • Transmite: Es necesario saber transmitir lo que somos, el marketing es una herramienta ideal para hacerlo. Sin embargo, si no sabemos cómo, acaba resultando una herramienta de doble filo. Mide el registro lingüístico, los colores, ¡hasta el nombre de los cargos! Porque, hay una gran diferencia entre un Director y un CEO.[/custom_list]

No todos tenemos conocimientos suficientes para ello. Si no puede hacerlo por tí mismo, contrata a un profesional. La imagen de nuestra empresa no es algo con lo que deberíamos de jugar, ya que puede ser una lacra que llevemos por mucho, mucho tiempo.

Y si no, preguntárselo a los compañeros de Laputa Reader que, espero, no tengan en mente una estrategia de penetración en España. Al menos, con ese nombre.

 

4 Comments

Deja un comentario