Significados detrás de la etiqueta hacia la mujer

Etiqueta

 

EtiquetaDejando totalmente a un lado la discusión de si el hecho de que la mujer tenga preferencia en cierto protocolos sociales es una muestra de machismo, en este artículo quiero compartir con vosotros algunas de estas costumbres que, curiosamente no son aleatorias y, cuyo significado, me sorprendió en su momento.

Curiosamente, son las normas de etiqueta que parecen romper con la norma general de preferencia femenina, las que tienen un lógico por qué detrás de ellas.

Creo que uno de lo más conocidos es el de ceder el paso a la mujer al entrar a una estancia. Diversas fuentes afirman que el orígen de esta costumbre se remonta a la edad media, en la que los hombre nobles hacía pasar a sus mujeres primero, e casi de que hubiese algún peligro en la estancia. Cierto o no, existen otros significados, menos desagradables para algunas de las costumbres cotidianas.

Se cede el lugar a la mujer en el coche, sin embargo, cuando hay que acomodarse en el asiento trasero, el hombre siempre ha de entrar primero. ¿Por qué? La mujer tendría que arrastrase deslizarse hasta el asiento continuo, suponiendo un esfuerzo extra.

Otro de los casos curioso en los que se rompe la preferencia de la mujer es al subir o bajar escalera.
Al subirlas, el hombre siempre deberá adelantarse y, al bajarlas, también.

El motivo de esto resulta bastante simple, si es conocido. Subir detrás de una mujer puede dejar a la vista del hombre cierta zona privada de su anatomía, por lo que es preferible que el hombre suba primero. Cuando bajamos, el hombre deberá de ir delante ya que, en la delicada bajada, su consistencia es más propensa a poder frenar un pequeño traspiés de la dama que desciende detrás de él.

¿Conociais estos significados? ¡Aportad los vuestros!

 

5 Comments

  1. La dama debe enlazar su brazo izquierdo con el derecho del caballero que la acompaña, y caminar siempre por la parte de la acera más alejada de la calzada. De este modo se protege a la dama de manchas, coches (y latigos) etc.

    Reply
  2. Yo aporto cositas, si quieres:
    Al entrar, pasa primero la dama, pero al salir al exterior, pasará primero el hombre y, cuando se cerciore de que todo está pronto, sujetará la puerta y hará "pasillo" a la dama cuando salga.
    Otro dato bien conocido es lo de poner la capa (nunca la chaqueta o abrigo, puesto que la capa es reversible y éstos, no) en suelo sobre un charco… lo de "pisa morena, pisa con garbo".
    Y en cuanto a ir del brazo, efectivamente, el hombre da su brazo derecho a la mujer…salvo al entrar en una iglesia. En este caso, salvo que el hombre lleve uniforme y sable, la mujer irá a la izquierda del hombre, quedando ella del lado del Evangelio, que es el de más precedencia.
    Cuando otras reglas de jerarquía no operen, la mujer ocupará en el vehículo el sitio detrás del copiloto, y el motivo por el que el hombre le abre la puerta es que la persona de más rango (en este caso, la mujer, por aquello de la galantería) desciende la última y asciende la primera. Por eso al hombre no le queda más remedio, por así decirlo, que abrir la puerta: porque está libre (o ya ha bajado o aún no puede subir hasta que lo haga ella)
    Me encantan estos posts, y voy a darte MUCHO la lata, porque ya ves que soy un "repunante". Sorry!

    Reply

Deja un comentario