Perder clientes por tu página web; una realidad.

Diseño Web

 

¿Te representa tu web?Hace unos días uno amigo estaba decidiéndose por una empresa para solicitar un servicio. Me pidió consejo, y me pasó el enlace a la página web de una empresa con unos precios realmente asequibles. Con sólo abrir la página deseché la empresa.

Algunos consideraran que es una simple cuestión de prejuicios. Sin embargo mi experiencia me ha demostrado que, si bien no debemos dejarnos llevar por la imagen, esta siempre ofrece mucha información, información de valor incalculable.

De la misma forma en la que es importante ir arreglado a una entrevista de trabajo, también lo es presentarse “arreglado” ante unos clientes.

Como explico en la sección de Diseño Web de mi web/blog, nuestra página web es nuestra tarjeta de presentación hoy en día. Y esta, es una realidad a la que las empresas han de saber responder.

 

¿Que errores comentan las empresas en sus páginas web?

Diseño: Uno de los principales problemas con los que nos encontramos es el diseño. Ya sea por falta de gusto del responsable de la empresa, o por incompetencia de quien la haya diseñado. El diseño es crucial. Crucial. Nadie quiere una empresa desaliñada.
El responsable de la empresa deberá de tener en cuenta que, su criterio, no es el criterio de los clientes.

Información: Créeme, nadie se va a leer esa estupenda página dónde, en 10 parrafos, explicas toda la historia de tu empresa. No, no siquiera añadiéndole un par de dibujitos.

Marketing desafasdo: Últimamente me encuentro con experimentados profesionales con grandes conocimientos del sector y del marketing que repiten hasta la saciedad el gran conocimiento que tienen sobre el marketing. Claro está, se les olvida mencionar que  se trata de un marketing del siglo XIX en el que el lema “¡¡¡OFERTA!!! ¡¡¡COMPRA YA!!! ¡¡¡SOMOS LO QUE BUSCAS!!!” en Arial 30 en ROJO es muy “cool” y consideran que Times New Roman 12 es clásico cuando, en realidad, se pasa de retrógrado.

Imágenes: La imágenes de stock son un recurso muy útil, pero también un arma de doble filo. Si, aunque no lo creas, todo el mundo sabe que esa secretaria de sonrisa profident no trabaja en tu empresa ¿Por qué? Porque la pobre no tiene horas suficientes para trabajar en todas las empresas en cuya página web se encuentra su foto.

Mal uso: Tienes Twitter, Facebook y un Blog. Y la única entrada que tienen los tres desde hace un año es la de prueba.

 

¿Algunos útiles consejos para remediar los errores?

 

Diseño Web No te fies de tu gusto. Es importante que diferenciemos entre lo que es “la imagen que queremos transmitir” y nuestra capacidad para transmitir esa imagen en una web. No caigas en el error de creer que, porque eres el responsable, debes de saberlo todo.
Elige un buen diseñador web, jóven, y con experiencia. Transmítele tu idea, y dale rienda suelta. He visto páginas horrendas hechas por grandes diseñadores simplemente por capricho del cliente. ¡Confía en tu diseñador! Tu web ha de ser diferente, ha de entrar por los ojos.

Resume, sintetiza. Y si no, añade una “leer más” o la opción de descargar los males y penurias de tu empresa en un cómodo PDF. Define tu empresa, tus objetivos. Utiliza palabras clave, pero no abuses de ellas, o parecerás un político.
Haz uso de tablas, llaves, gráficas. Tendemos a prestar más atención al texto si vemos estos elementos.

Si no conoces el marketing, no lo uses. Nadie te dijo que es una arma de doble filo ¿cierto? Déjalo en manos de un experto o implica a todo tu equipo a través de técnicas como el brainstorming. Y cuando digo TODO, me refiero a TODO el equipo.

En ocasiones, una imágen real, realizada con una buena cámara, es mil veces mejor que una imágen de stock. Personalmente, no confío en empresas que tienen un 100% de imágenes de stock en su web. La gente también quiere ver humanidad en tu empresa, incluso conocer las caras de quienes trabajan en ellas.

Si no tienes tiempo o recursos para hacer uso de las redes sociales, no las incorpores. La redes sociales necesitan de una persona (como mínimo) dedicadas completamente a ellas y el blog. No subestimes su complejidad.

 

Si sigues estos pasos, conseguirás una web actual, real y funcional. Pero, por encima de ello, es importante que valores la importancia de tu página web. La inversión que realices en ella no es “un gasto más”, es una inversión a largo plazo que repercutirá en al imagen y los beneficios de tu empresa u organización.

Con humildad, cautela, intención y aceptación al cambio, todo es posible.

Y vosotros ¿cuidais la imágen de vuestra web?

 

Deja un comentario