Cómo NO diversificar: Caso @LoeweMadrid

Loewe Oro
El poder de la Viralidad

El poder de la Viralidad

El crecimiento del desarrollo de las nuevas tecnologías y las redes sociales han hecho que las empresas vuelvan su vista a un nuevo término en auge «la viralidad». Su connotación negativa, normalmente relacionada con los virus de enfermedades, contrastas con su connotación bipolar en el caso de la red; bien puede ser una virus mortal, o uno que nos lleve al éxito, al menos una instantáneo.

El efecto viral es rápido, incontrolable, se expande por toda la red en minutos; un tuit, 10.000 retuits, 200 artículos sobre el tuit inicial…y ya está en boca de todos. En las últimas décadas el marketing nos ha enseñado a entrenarnos para canalizar nuestra imagen y la de nuestra empresa, nos ha ofrecido las técnicas para hacer uso del efecto del «boca a boca» eficazmente. Pero todos esos esfuerzos pueden desvanecer en unos pocos minutos cuando olvidamos el punto más importante: conocer a nuestro público. Continuar leyendo

Fracasar por tocar lo que no debes: caso Firefox

Guerra de exploradores
Guerra de exploradores

Guerra de exploradores

Entre las funciones de toda empresa se encuentra la de innovar. Es necesario ofrecer un mejor servicio o producto, cada día. Muchos afirmarán que los salarios de directivos de grandes empresas son desorbitados. Sin embargo, desorbitada es también la responsabilidad que recae sobre la decisión de qué innovar, cuándo y cómo.

Por supuesto, acabaremos equivocándonos.

Peor aún que eso, es intentar subsanar nuestro error con una tirita o, como suelo decir yo, al estilo “windows”. Al final nos encontramos con un entramado de parches y tiritas y empalmes que no se sostienen solos. Y, ante todo, una credibilidad y confianza ausente por parte de nuestro usuarios.

Este es, sin duda, el caso de Firefox.

 

Antes de la hecatombe

Firefox en Japón

Firefox en Japón

En un tiempo no muy lejano existía un explorador que era mágico. ¡Plantaba batalla al tradicional Internet Explorer! Podría crear pestañas por arte de magia, y tenía un rendimiento admirable. ¡Las páginas se veían como debían de verse! Y sus opciones para desarrolladores, ¡evitaban tener que utilizar software extra!

Era tal la satisfacción, que yo mismo, en cuanto se planteaba alguna duda respecto a IE, afirmaba: “Eso no es una explorador” -instalaba Firefox- “ESTO, es un explorador”. Todos éramos felices en ese 3.6

La hecatombe

Y entonces…llegó Firefox 4.

Fue la primera vez que vi la ruedita multicolor de espera de mi Macbook durante más tiempo en todo el uso que le he dado. La primera vez que Firefox se cerraba por un error al intentar escribir una publicación en WP. Bueno, la primera, y la segunda…y la tercera…Más o menos cada 10 minutos.

Por si fuera poco, a esta versión le añadieron lastres. Y una panza más grande, para que consumiese ingentes cantidades de recursos.

Después del fin del mundo

Después de ello, sacaron Firefox 5.

Muchos vimos el cielo. Muchos confiamos ciegamente. Rezamos a los dioses cibernéticos. Pero nada pasó.

Ni tampoco en Firefox 6….Ni, finalmente, en el 7. El que estaba convirtiéndose en el navegador por excelencia nos había traicionado a todos.

Muchos afirman que se trata de una mala configuración por parte del usuario, que el usuario debe de configurar A y luego B…

Si el usuario no puede disfrutar de nuestro producto directamente “salido de la caja”, algo estamos haciendo mal. Si estamos pidiendo al usuario que realice diferentes configuraciones simplemente para navegar, algo estamos haciendo mal. Y este mal, tarde o temprano, terminará reflejándose en la estadísticas:

Estadísticas Exploradores 2011

Estadísticas Exploradores 2011

Lo que debemos aprender

Innovar es necesario, es una parte ineludible de nuestro trabajo con el producto. Pero muchas veces tendemos a innovar con lo que creemos que los clientes necesitan. Nos preguntamos “¿Es esto bueno para el cliente?” en lugar de “¿Cree el cliente que esto es bueno?”. Si lo es, pero el cliente no lo cree, deja de serlo.

Empresas como Firefox o Facebook han demostrado el gran miedo que tienen a reconocer que se han equivocado. Podrían haber retirado la versión y haber seguido trabajando en ella, modificándola. En lugar de ello, prefieren pensar en algún “arreglo” que ponerle.

Debemos de mantener aquello que hace que nuestros cliente lo sean. Sin excepciones.

Facebook, lo estás haciendo tremendamente mal

Romper con Facebook
Romper con Facebook

Romper con Facebook

Si la noticia el Martes era la apertura pública de Google Plus y cómo esto podía afectar a la “mudanza” desde Facebook, parece que Facebook ha dejar su puesto a la nueva red social haciendo los peores cambios posibles.

Podíamos aceptar los pequeños cambios. Esa nueva versión del chat, en la que no podía hacer clic sobre un avatar de una persona con la que chateabas, ni te mostraba únicamente tus contactos conectados, sino los que Facebook consideraba que querías ver.

También esa nueva opción de videollamada que nadie utiliza. O la geolocalización en las publicaciones. ¡Incluso esta última podía parecernos un avance!

Pudimos aceptar, a regañadientes, que Facebook cambiase el estado del Newsfeed para mostrar únicamente aquellas publicaciones de los amigos de amigos con los que más interactuábamos; podíamos modificarlo con un clic.

Tampoco importaba que Facebook nos sugiriese las fotos que podríamos querer ver.
Tuvimos que aceptar que quitase las invitaciones páginas, las implementase otra vez para los administradores de estas, y volviese a quitarlas de nuevo.

 

Sin embargo…

 

Como usuario de Facebook no puedo aceptar que la principal red social a nivel mundial haya entrado en un bucle vicioso de paranoia competitiva contra Google Plus. Y si, digo la red social principal porque, mal nos pese, Facebook fue la red social que revolucionó el mundo del socialmedia, y esto hay que reconocerlo.

Todo esperábamos mejoras, claro está. Pero una mejora está basada en mantener la calidad de lo que ya tienes, no en un giro de 180 grados.

 

Lo que no podemos aceptar

 

Definitivamente no puedo aceptar que Facebook, como dueño y señor de mi Facebook, decida que las notificaciones del Newsfeeds mostrarán sólo “la mayoría” de actualizaciones de mis amigos. ¿Y si quiero ver todas? Tengo que cambiarlo uno a uno.

Tampoco podemos aceptar esa absurda ventana lateral. ¿De verdad crees Facebook que me importa que alguien haya hecho me gusta en su propio estado?

O practicamente forzarnos a agregar a un grupo a los nuevos amigos cuando los invitamos.

Facebook…

Odio hacia el nuevo Newsfeeds

Odio hacia el nuevo Newsfeeds

…a lo largo de la semana recibirás miles, probablemente millones de quejas sobre los nuevos cambios. La mía es “No eres Google Plus”. Una empresa no puede presuponer continuamente que quieren sus usuarios, debe de contrastarlo.

Dedicamos cientos de artículos a explicar por qué es tan importante meditar un cambio, realizar pruebas, conocer la opinón del cliente; antes de perderlo.

¿Es el fin de Facebook? El arraigo a Facebook es muy fuerte, estamos acostumbrado a él. Sin embargo ha abierto una brecha para que otras redes sociales, como tuenti en españa, o Google Plus a nivel mundial, se hagan un hueco aún más grande.

Y a [email protected] ¿qué os parecen los cambios de Facebook?

 

El chico que está todo el día en FB; el Community Manager.

Becaria Community Manager

 

Community ManagingEl sábado tuve el placer de deleitarme con la divertida entrada de Comunidades Virtuales: Frases WTF en Social Media. Al menos, todo lo divertido que puede ser leer un artículo así y, al terminarlo, darte cuenta de que has vivido más de la mitad de las situaciones.

Una curiosa tendencia de la PYMES es, precisamente, intentar incorporar las herramientas en auge directamente a través del método, como yo lo llamo, “si-ponme-un-poco-de-eso-también”, que se basa en incorporar algo porque has escuchado que es lo último.

Más llamativo aún es el caso de muchos community managers, que te muestran como publican en Facebook y Twitter y, de la noche a la mañana, se convierten en Community Managers, y además, casi con sarna, te lo muestran “Mira mira, estoy ‘manageando’ una community, ¡soy un CM!”.

 

El error de los bloggers

 

Meditando a través de del artículo de Gema en Tc sobre cómo ayuda la AW al SEO, llegué a la conclusión de que, en parte, los bloggers tenemos parte de culpa en la comprensión de estas herramientas por parte de quien las desconoce.

Un blogger con un pequeño blog personal, ha de saber un poquito de todo: un poquito SEO, un poquito de Community Managing, un poquito de Analítica Web, un poquito de Marketing, un poquito de Redacción. De la misma manera en la que debería de saber de CSS, HTML, herramientas CSS y otra ingente cantidad de puntos.

Una vez adquiridos estos conocimientos, tendemos a divulgarlos a forma de consejos, pretendiendo ayudar a los que siguen nuestro mismo camino.

El problema radica en que estos consejos, o nuestros conocimientos de estos campos, sean tomados como la totalidad de ellos.

No es, ni por asomo, el mismo trabajo SEO el que se realiza con un blog personal y pequeño, que con una web corporativa o un blog con un equipo detrás, y así sucesivamente. Desconocer este punto nos lleva, en parte, a la situación actual.

 

El error de las empresas

Becaria Community ManagerMuchos y muchas de vosotros, por suerte o desgracia, sabéis que el título de este post no es, en absoluto, exagerado. Y, de hecho, estoy seguro de que lo identificáis automáticamente con un tipo muy concreto de responsable.

A menudo, surge la necesidad de infravalorar aquello que desconocemos, quitándole valor y mérito; surge el pensamiento de que, como responsables que somos, no puede haber algo que no conozcamos después de nuestros largos años de experiencia.

El Community Managing se ha convertido en el “target” principal, hoy en día, de ese pensamiento; relegándolo al trabajo que el becario ha de hacer cuando no tenga otra cosa que hacer. En el mejor de los casos, se coloca a una persona no apta para el puesto, cuyo conocimiento de las redes sociales es únicamente a nivel de usuario.

Suficiente para que el responsable, en el poteo con otras empresas, y antes la mención de las redes sociales, pueda decir “Si, nosotros también tenemos de eso”.

 

El error de los Community Managers

 

Se da la misma infravaloración, o incluso peor, en el Community Manager espontáneo. El Community Manager espontáneo es aquel que, después de descubrir que es capaz de crear una Página Facebook, publicar contenido, crear un cuenta en Twitter, utilizar hashtags y saber qué son los TT, considera que el término que mejor le define es el de Community Manager.

Creo haber comentado más de una vez que el trabajo de un Community Manager es a jornada completa. Un puesto por el que siento un profundo respeto ya que yo, personalmente, no soy capaz de lidiar con la avalancha en mi RSS a diario.

Más aún, hablamos de una persona con habilidades natas en la gestión y dinamización de grupos humanos, y otra serie de cualidades que son imprescindibles para el correcto y fructífero desarrollo de esa “comunidad”.

Este caso no es, en absoluto, aislado. Y encontramos “Reponsables de Marketing” que por integración vertical entienden una matrioska. Nunca olvidaré a una conocida de otro sector que se encontraba de prácticas en un hotel y comentaba que estaba haciéndoles marketing, tras lo cual sacó un tríptico y me lo enseñó. Eso era todo.

 

Consecuencias

 

En el mejor de los casos, nuestra interacción en el espectro de las redes sociales será simplemente infructuoso y pobre. En el peor, y más probable, una mala gestión de estas puede llegar a afectar a la propia productividad e imagen de la empresa.

En el segundo punto resulta aún más sencillo, cuando esa persona se encuentre con un Community Manager o opte a tal puesto en una empresa, se dará de bruces contra el suelo. Algo de lo que, sin duda, uno puede recuperarse con humildad y ganas de aprender.

 

En conclusión, el responsable de la empresa u organización, ha de comprender la importancia y complejidad de las funciones del Community Manager. Creedme cuando os digo, que una empresa mediana no tiene personas a horario completo en ese puesto únicamente para actualizar el estado del Facebook.

También es importante no hacer ostentación de algo que no conocemos en su totalidad, incluso, en ocasiones, no hacer ostentación ninguna. Es mucho más decoroso decir que “tenemos conocimientos en community manager” que pecas y caer en la boca del lobo. Porque todos sabemos ser “el chico que está todo el día en el Facebook”, pero, ¿cuando sabemos ser un Community Manager?

 

7 grandes fracasos del marketing

Fracasar estrepitosamente

La creación, desarrollo y lanzamiento de un producto nunca es fácil. El marketing juega un papel crucial en este proceso, considerando la viabilidad del producto de cara a los consumidores y propiciando su existoso lanzamiento.

Sin embargo, el Marketing no deja de ser un conjunto de procesos utilizados por seres humanos. Y, como seres humanos, podemos meter la pata, podemos equivocarnos, o podemos fracasar estrepitosa y sonoramente. Continuar leyendo

Comparando Joomla! y Windows

Joomla y Windows

 

Joomla y Windows

Hay algunos desarrolladores Joomla! a lo que no les gusta mucho Windows. Muchos de ellos prefiere Mac OSX, pero no se dan cuenta de que su CMS favorito tiene mucho en común con Windows (el sistema operativo). Esto es especialmente cierto cuando comienzas a comprar las versiones de Joomla! con las diferentes versiones de Windows. Prepárate para una comparación chocante.

 

Joomla 1.0 = Windows 2000


Joomla 1.0 y Windows 2000 tienen una cosa en común: ambos están muertos. Mientras que ambos jugaron su papel en la historial, han sido satisfactoriamente reemplazados por otras y mejores versiones. Si estás usando cualquiera de estas versiones, utilizas software sin soporte. Bueno suerte con ello.

 

Joomla 1.5 = Windows XP


Puedes decir lo que quieras sobre (cualquier) Windows (Sistema Operativo), pero Windows XP dominó bastante el mercado. Estaba ampliamente aceptado por las empresas. Fue instalado en gran cantidad de ordenadores en hogares. La gente estaba bastante satisfecha con Windows XP. Hacía todo lo que querían, y lo hacía bien. Hubo gran cantidad de aplicaciones entra las que elegir, la gente encontró su camino en Windows XP, fácilmente, todo el mundo sabía como desarrollar programas completamente funcionales para el Sistema Operativo, y los vendedores de hardware podían confiar en un Sistema Operativo “estable”.

Muy parecido al Windows XP, Joomla 1.5 fue muy popular. Fue adaptado por la mayoría de la gente (excepto algunos malos trabajos que aún funcionan en 1.0) y hay toneladas de aplicaciones disponibles para Joomla 1.5. La empresas saben que pueden confiar en Joomla! 1.5 por ser estable, de modo que construyen sus páginas webs con Joomla! 1.5. O tienen a personas que las hacen para ellos. En, cualquier caso, es comúnmente aceptado que Joomla 1.5 es un producto sólido.

 

Y entonces….llegó Vista / 1.6


Logo Joomla 1.6

Mientras la gente estaba trabajando felizmente con Joomla 1.5 o Windows 1.6, los bien pagados desarrolladores trabajaban en la siguiente, y más novedosa, versión. Sólo había un problema. Estaba llevando más tiempo del que esperaban. Las pruebas indicaban que la “nueva y actual” versión, no era estable aún. Los expertos comentaba que podría no ser una buena idea lanzar el software al mercado. Los testadores beta decían que no confiaban aún en esa versión

Y, aún y todo,  los responsables de crear Windows Vista y Joomla 1.6 decidieron que no podían esperar más, decidieron lanzar su software de cualquier forma,  a pesar de los obvios problemas que podría tener.

No hace falta decir que esto no salió bien. Windows Vista fue un desastre. Crear aplicaciones se conviritó en algo innecesariamente difícil, debido a problemas de compatibilidad con Windows XP. El que fue el sistema operativo más popular en aquel entonces. El ACL era un chiste, que nadie comprendió del todo (por lo que la mayoría de la gente lo desactivo). Los usuarios empresariales no estaban muy ansiosos de implementar Windows Vista (no estaban ciego ante los problemas que se desarrollaban alrededor).

Estamos viendo la misma decepción ahora mismo con Joomla! 1.6. La gente duda en adoptar la última y mejor versión porque no deja de escuchar problemas. Y también porque están vinculado a sus extensiones, que simplemente funcionaban y bien, y que ahora, en muchos casos, simplemente no están disponibles. Todo esto porque los desarrolladores aún intentan entender cómo abordar los problemas que 1.6 ha traído con él.

No es ninguna sorpresa que las empresas (ya sean personas en el mercado por una página web o personas construyendo páginas web) duden mucho de pasarse a Joomla! 1.6. Muchos de ellos, simplemente no consideran que sea lo suficientemente estable.

 

Joomla 1.7 = Windows 7

 

Esta comparación puede no ser completamente equitativa, ya que Joomla! 1.7 no ha sido planeado aún. Lo que tienen en común es que son un “puente” entre dos versiones. Un paso más, lo cual es difícil de explicar a mucha gente.

¿Por qué fue lanzado Windows 7? Porque Windows Vista fue un desastre. Era un control de daños de Microsoft, y parece haber funcionado. Se las arreglaron para salvar algunas almas, mientras se preparaban para la próxima versión “real” de Windows,  a la que ahora se denomina Windows 8.

No estoy diciendo que Joomla! 1.7 sea un control de daños. Pero, como Windows 7, no es el siguiente Joomla “real”. Es una “versión de transición”. Una versión que las masas podrían eludir sabiendo que la siguiente versión “real” del Sistema Operativo está a la vuelta de la esquina. Windows 8 o Joomla! 1.8

 

Joomla 1.8 = Windows 8

 

Poco se sabe de estos dos, pero ya tienen algo en común. Son la siguiente versiones, hechas y derechas, de su software. Aquellas sobre las que querrás construir tu empresa. La versión que,  esperamos, abrazarán las masas. La que aceptarán para sus negocios. La que recomendarán a otros, sobre la que construirán sus negocios.

Una cosa es cierta: si la generación XP / personal de Joomla 1.5 no da el paso a cualquiera de los “8s” podrían perder a Microsoft / Joomla! para siempre.

 

Artículo original en Inglés por Steveen Zeegers (@Torettox84) – Joomla and more